¿Por qué hay cada vez más personas celiacos en el mundo?

 

Cada vez ha más casos de personas celíacos, intolerantes al gluten, hermanos, amigos, gente joven o no tanto, da igual. De un día para el otro les dicen que deben desterrar el gluten de sus vidas, el pan, las galletas, las papatas fritas de paquete y todo producto que lo contenga.

Más celiaquía e intolerancias alimentarias ¿Por qué?

En los últimos 10 años el número de personas con alergias alimentarias se han duplicado. Por lo que, en este momento, sobre un 8% de los niños padecen algún tipo de alergia alimentaria. Del mismo modo, las personas con intolerancias alimentarias no paran de incrementarse, por ejemplo la intolerancia al gluten, que en la actualidad llega al 7% de la población. En total, sumando datos de diferentes estudios, se estima que hay alrededor de 140 millones de personas con alergias e intolerancias alimentarias.

 

¿Qué desencadena la celiaquía?

Desde los años 80 del siglo XX una de las teorías más barajadas por los científicos señala una infección como desencadenante de la enfermedad , hay diversas situaciones que tradicionalmente se han considerado como posibles desencadenantes de la enfermedad: infecciones intestinales, diabetes, intervenciones quirúrgicas, el embarazo o el estrés, se sospecha que provocan una alteración en la función inmunológica que nos vuelve reactivos frente al gluten, una proteína inofensiva que en los celíacos es capaz de desencadenar reacciones inmunológicas adversas. Recientemente se ha podido demostrar cómo una infección vírica intestinal, provocada por un virus inofensivo para el ser humano, es capaz de provocar ese desajuste en el sistema inmunológico que, al menos en algunos casos, se puede asociar como desencadenante de la enfermedad celíaca”.

«En los países industrializados es donde se producen la mayoría de las reacciones alérgicas alimentarias»

 

Los celíacos, en aumento….

Los expertos coinciden en afirmar que cada vez hay más celíacos. Una explicación  podría residir en las herramientas diagnósticas han mejorado notablemente en los últimos años, así como el conocimiento de esta patología por parte de los profesionales sanitarios. Inicialmente, la celiaquía sólo se podía detectar mediante una exploración visual. Más tarde vendrían las biopsias intestinales. Hasta que llegó el día en que la medicina consiguió detectar los anticuerpos en sangre.  Aunque por ahora el único tratamiento eficaz es una dieta 100% libre de gluten, miles de celíacos sueñan con la llegada de una vacuna o medicamento.

«Hoy el 75% de los celíacos tiene un peso normal. Incluso hay un 5% que son obesos»

Panes sin gluten

El gluten es el responsable de la intolerancia que se manifiesta, sobre todo, con síntomas digestivos. Los componentes tóxicos son las fracciones de la proteína del gluten denominadas prolaminas. Cada cereal contiene un tipo de prolaminas que resulta dañina para el celíaco: la gliadina en el trigo, la hordeína en la cebada, la secalina en el centeno y la avenina en la avena. Sin embargo, las del maíz (zeína) y las del arroz (orizenina) no causan tal efecto.

Estos dos cereales se emplean para la elaboración de los panes y las masas aptas para personas celíacas. La harina de maíz tiene un inconveniente, al carecer de la capacidad de ser panificable. Por este motivo, se mezcla con harina de arroz para poder obtener el producto deseado. Sin embargo, puesto que carecen de gluten, que es la sustancia que confiere elasticidad a la masa, estos panes tienen una consistencia más plana y más compacta que el resto.

El maíz y el arroz son los dos cereales que se emplean para la elaboración de los panes y las masas aptas para personas celíacas

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies